La tecnología al servicio de los hoteles avanza a pasos agigantados y siempre orientados o promovidos por un mismo objetivo: mejorar la experiencia del usuario durante su estancia hotelera.

Actualmente los clientes esperan de un hotel una amplia gama de servicios de información, entretenimiento y comunicaciones con fácil acceso cada vez que los necesitan. Y de la misma forma esperan que el personal del hotel responda a sus necesidades rápidamente, aprovechando todos los servicios que brinda la conectividad de la red. Esta necesaria implementación tecnológica viene también avalada por los análisis que realizan las marcas sobre sus hoteles, en los que se evidencia que el mundo de la comercialización hotelera está cambiando y que la tecnología se ha convertido en un elemento clave para el negocio hotelero.

En parte, es el propio consumidor el que lleva a las cadenas hoteleras a ser cada vez más digitales. El cliente necesita acceder con mayor facilidad a los productos y servicios turísticos y poder ejecutar la compra de inmediato y en cualquier lugar. Por ello, en estos últimos años, cada vez es más habitual que las instalaciones hoteleras de nueva construcción o reformadas dispongan de una infraestructura de fibra óptica GPON (Gigabit-capable Passive Optical Network), en la cual convergen todos los sistemas del hotel: el circuito cerrado de videovigilancia, la telefonía IP, los puntos de acceso a Internet (WiFi o cableado), el servicio Televisión IP, control de acceso a la habitación, señalización digital o la seguridad, entre otros. Esta red, que ofrece mayor conectividad, alcance y ancho de banda para el huésped, es la encargada de facilitar al hotel la funcionalidad de sus servicios y de mejorar la experiencia del usuario.

Un valor añadido de estas redes, además de la parte funcional, es que la red de fibra óptica pasiva (GPON) permite la reducción del impacto al medio ambiente, ya que gracias a ella se puede conseguir un ahorro de hasta el 84 % de utilización de energía. Los beneficios energéticos de esta red permiten adecuarse a las medidas requeridas para la disminución del consumo de electricidad, que a su vez posibilitan la obtención de la Certificación LEED (Leadership in energy and environment design) de acuerdo con la norma internacional ITU-T. Por lo tanto, una Red GPON contribuye de forma importante a obtener la Certificación LEED para edificios verdes.

cta ebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button