El compromiso ético de un integrador se basa en obrar con criterio, honestidad y apego a los valores que le identifican, practicando la transparencia en la toma de decisiones y actividades que impacten a nuestros clientes. Además de responsabilizarse por los efectos de los mismos.

Por desgracia, es habitual encontrarse en este sector a integradores que no opinan lo mismo y que sus actuaciones van en sentido contrario, es decir en perjuicio del cliente.

Es evidente que el enfoque del mundo de los negocios de cara a la construcción y despliegue de tecnologías basadas en datos, debe estar anclada a la ética y la responsabilidad. Ya que se manejan una gran cantidad de datos personales de alto valor que pueden ser utilizados de manera fraudulenta.

Más en concreto, el mundo de los negocios debe dar visibilidad y recompensar a los que encabecen la ética en sus empresas, desarrollando marcos de transparencia corporativa basándose en las nuevas tecnologías. Por otro lado, debería penalizar a los integradores que no tengan la ética como referencia de sus actuaciones en el mercado.

Cerium, fomenta y desarrolla mecanismos encaminados a fortalecer su cadena de valor, destacando la importancia que tiene el concentrar esfuerzos para aportar beneficios a la sociedad, nuestros colaboradores, proveedores y principalmente a nuestros clientes. Actuar con ética en la relación con nuestro cliente esta en nuestro ADN y es parte de nuestro día a día. Esta forma de actuar refuerza la relación y consigue un nivel de compromiso y eficacia muy superior en nuestros proyectos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button